Crónica de la presentación de “Canciones del Medievo” en Cuenca (Ecuador)

El pasado sábado día 14 de Noviembre de 2.009 tuvo lugar la presentación del primer libro publicado por nuestra editorial  “Espacio Cultura Editores” , el acto tuvo lugar en la Hacienda colonial San Juan de Pamba, situada en el bello valle de Paute, cercano a la ciudad de CUENCA, patrimonio de la Humanidad, en la República del ECUADOR.

Con este acto se hermanan, aunque, no de forma oficial, dos ciudades Patrimonio de la Humanidad, La Coruña por su monumento romano, la Torre de Hércules y la ciudad de Cuenca, Patrimonio de la humanidad por su casco antiguo,de tiempos de la colonia, perfectamente conservado.
El libro presentado “Canciones del Medievo y un poema de la Muerte Real”, es el poemario póstumo del gran poeta cuencano Julio Fernando Gustavo Andrade Aguilar,  ligado emocionalmente a la tierra gallega por su apellido Andrade.

A la entrega del libro por parte del editor, le siguió la presentación de la obra por María Eugenia Moscoso, Doctora en Literatura por la Universidad Católica de Quito, profesora de la Universidad de Cuenca, columnista del diario el Mercurio, seguida de la lectura de poemas por varios de los amigos del autor entre los que se encontraba Patricio León, profesor de la Universidad del Azuay, afamado artista y vidrierista, finalizando el acto con las emotivas palabras de agradecimiento de su hija Ana Isabel Andrade Chacón. El acto fue conducido por la ilustradora del libro, María Fernanda Andrade Chacón hija del poeta.

Aquí les dejamos la presentación del acto:

Anuncios

Presentación de nuestra primera publicación en Cuenca (Ecuador)

El administrador de la editorial, José Luis Pardo Caeiro, ha presentado en Cuenca, (Ecuador) el libro de poemas “Canciones del medievo y un poema de la muerte real”, del poeta ecuatoriano Julio Fernando Andrade Aguilar. Un libro muy especial para nosotros, pues además de ser el primero que edita Espacio Cultura, entraña una intensa emotividad, al tratarse de una obra póstuma. Un acto muy cálido, extraordinariamente acogido por la sociedad de la histórica ciudad de Cuenca.